23 febrero 2011

Normas y Límites en el ámbito familiar



ESCUELA
DE
FAMILIA

Educación Primaria
Sesión 4. 28 de Febrero de 2011


ESTABLECIMIENTO DE NORMAS Y LÍMITES EN EL ÁMBITO FAMILIAR.


1. LAS NORMAS Y LOS LÍMITES

• El Límite es lo que nos indica “Hasta aquí puedes llegar, y no más allá”. Se referiere a la expectativa adulta acerca que lo que está dispuesto a tolerar.
• La Norma es el criterio que indica a una persona qué, como y cuando debe realizar una acción o tarea. Es la transferencia de los límites a la práctica a través de una conducta concreta.


 Las normas deben ser:

- Realistas: Deben ser posibles de cumplir.

- Claras: Deben ser entendidas para ser cumplidas.

- Consistentes: Debe estar clara la importancia que se le da.

- Coherentes: Las normas han de ser coherentes entre sí.


2. LA IMPORTANCIA DE LAS NORMAS Y LOS LÍMITES

Las normas son fundamentales en la educación y en el desarrollo de la personalidad, debido a que:
- Proporcionan seguridad y protección a los niños.
- Ayudan a regular y controlar las emociones y la conducta.
- Enseñan las conductas adecuadas.
- Crean referentes y valores sobre lo que es y no apropiado.
- Son fundamentales para la vida adulta.


3. TIPOS DE NORMAS

 Fundamentales: Muy pocas, extremadamente claras, de cumplimiento obligado, invariables e innegociables.
Ejemplo: valores como el respeto, la obediencia, la verdad…
 Importantes: poco numerosas y muy claras, pero son más matizables en función de las circunstancias. Su cumplimiento debe ser inevitable pero algunos aspectos pueden variarse.
Ejemplo: hacer sus deberes, la hora de acostarse…
 Accesorias: Regulan los aspectos circunstanciales de la vida doméstica. Pueden relativizarse sin afectar gravemente al funcionamiento familiar.
Ejemplo: ordenar su cuarto, hacerse la mochila, poner la mesa, colaborar en casa…


4. LA AUTORIDAD EN LA FAMILIA

• La autoridad es la representación de una persona. A los padres les viene dada al fundar una familia.
• Es de especial importancia la identificación por parte de los hijos de las figuras de autoridad en AMBOS progenitores, y no solamente en uno de ellos.
• Mantenimiento de la autoridad: se consigue a través del cumplimiento de las siguientes características:
- Buen carácter, paciencia y serenidad.
- Coherencia en la educación y acuerdos entre las figuras de autoridad.
- Recoger los intereses y necesidades de los hijos.
- Elogiar a los hijos y a nuestra pareja.
- Ser firmes explicando el por qué de nuestras correcciones.
- Reforzar las conductas positivas y el buen comportamiento.
- Otorgar autonomía a los hijos.


5. LOS ESTILOS DE AUTORIDAD

• Estilo permisivo (sobreprotegemos). Conseguimos: inestabilidad emocional, agresividad e impulsividad, desconfianza.

• Estilo autoritario (atemorizamos). Conseguimos: niños miedosos, tristeza, culpabilidad, agresividad y odio.

• Estilo cooperativo (educamos). Conseguimos: niños responsables, con autocontrol y autoconfianza, cooperativos, respetuosos y alegres.


6. EL PROCESO NORMATIVO

• Al establecer normas, debemos contemplar las siguientes fases:

1. Mantener el control emocional: serenidad y tranquilidad
2. Evaluar el comportamiento que se quiere normativizar
3. Pensar en la norma: ¿es apropiada? ¿adecuada para la edad? ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Qué consecuencias aparecerán?
4. Comunicar la norma: explicar su importancia, en qué consiste y recoger la opinión de los hijos.
5. Puesta en marcha: aplicación de consecuencias y refuerzo.
6. Revisión y evaluación de la norma: premios y castigos.


7. EL REFUERZO: LOS “PREMIOS”

 El Refuerzo es la consecuencia positiva que sigue a una conducta y que aumenta la probabilidad de que esa conducta vuelva a ser realizada. Se debe utilizar el refuerzo siempre, para ello:
- Debemos conocer los reforzadores de nuestros hijos, para ello podemos hacer una lista.
- Tipos: comestibles, objetos materiales, actividades divertidas, cambiables por premios y sociales.
- Los Sociales son los mejores, pues son los más potentes y no se agotan.
- Se deben aplicar lo más inmediatamente posible a la aparición de la conducta, hay que ir graduando y espaciando su presentación, hasta desaparecer, excepto el refuerzo social.


8. EL CASTIGO

 El Castigo positivo es la consecuencia negativa que sigue a una conducta y que disminuye la probabilidad de que esa conducta vuelva a ser realizada. Se puede utilizar el castigo siempre y cuando:
- No sea el método exclusivo del aprendizaje de normas.
- No implique humillación, maltrato ni descalificación.
- Se elija un castigo proporcional a la magnitud del comportamiento problema.
- Se elija el castigo en función del momento evolutivo de los hijos.
- Se elija un castigo que realmente suponga unas consecuencias negativas.
- Se concrete con exactitud el motivo por el que se castiga, para dar la posibilidad de subsanar el error.
- Se aplique lo más inmediatamente posible a la aparición de la conducta a eliminar.


9. OTRAS ESTRATEGIAS

 Retirar un Refuerzo: algo que le guste (tiempo libre, algún juego, etc.)
 No atender a conductas negativas. Cuando regañamos prestamos atención. Si no la prestamos, se extinguirá.
Aplicación: en entornos controlados, aplicación sistemática en todos los casos, no está clara la llamada de atención, el niño se agrede o hay peleas.
 Tiempo fuera: retirar al niño de la actividad y llevarlo a otro lugar “desagradable” durante un tiempo (1 x año)
 Tareas reparadoras: restaurar el daño hecho (limpiar, recoger, arreglar…).


10. REACCIONES HABITUALES FRENTE A LAS NORMAS

 En ocasiones, los niños se oponen a las normas mediante:
- Insultos, malas contestaciones, rabietas, pataletas, gritos…


 ¿Qué hacer?
- No responder con insultos, gritos o malas contestaciones
- Expresar tranquilidad y reflejar la situación sin juzgarle
- Manifestar nuestro enfado e indicarle cuál debe ser su conducta
- Avisar de las consecuencias
- Darle tiempo de reflexión y ejecutar la norma
- Y: - si lo cumple: refuerzo positivo, elogios, recompensas…
- si no lo cumple: consecuencias y vuelta a empezar


10. RESUMEN FINAL

Las normas son fundamentales para el desarrollo social.
Las normas se establecen para ser respetadas.
Establecer consecuencias del comportamiento es necesario para ayudar a los niños a convivir según unos límites.
Es preferible: reforzar lo positivo y suprimir privilegios que emplear el castigo.


16. Bibliografía relacionada

PEQUEÑOS TIRANOS. Alicia Banderas. Editorial Libros Cúpula
EL NO TAMBIÉN AYUDA A CRECER. Mª Jesús Álava Reyes. Editorial La Esfera de los libros.
SER PADRES. EDUCAR Y AFRONTAR LOS CONFLICTOS COTIDIANOS DE LA INFANCIA. D. Maciá Antón. Editorial Pirámide.
SABER EDUCAR. Guía para padres y profesores. Bernabé Tierno y Antonio Escaja. Editorial Booket.CÓMO EDUCAR HIJOS FELICES. Anne Chatelaine. Editorial Robin Book.


Cristina Molinero Pérez. Psicóloga.
Escuela de Familia
Colegio Santa Gema Galgani