04 abril 2013

Las emociones en la infancia a través de los cuentos

CUENTOS PARA TRABAJAR LAS EMOCIONES

CON LOS NIÑOS


Las emociones forman parte de nuestra vida, las personas somos razón y emoción, por tanto, sentir y expresar sentimientos es algo natural como seres humanos que somos a lo largo de toda nuestra vida.

El primer acercamiento del niño a las emociones tiene que ver con el mundo del PLACER y DISPLACER. En las primeras etapas del niño, la expresión de la emoción es brusca, limpia y tosca, en forma de llanto u otras manifestaciones poco perfeccionadas. Las figuras parentales son el espejo de proyección de dichas emociones, son además la fuente de la satisfacción (o no) de las necesidades del niño. Esto nos indica que los padres deben comprender sus emociones y expresarlas adecuadamente, ayudando así a los niños a hacerlo correctamente.

Sin embargo, para el desarrollo emocional e intelectual posterior, es necesario que el niño aprenda a conocer e identificar sus propias emociones, manejar sus reacciones emocionales canalizándolas adecuadamente, desarrollar el autocontrol y la automotivación controlando la impulsividad, desarrollar la empatía reconociendo y comprendiendo emociones y estados mentales en los demás y actuando en consecuencia así como aprender a relacionarse y comunicarse con los demás a través de un adecuado control de las habilidades personales y sociales. Todo ello podemos trabajarlo desde edades muy tempranas.
Afrontar esta labor de manera concreta parece difícil, pues cada niño y cada momento son distintos. No obstante, a través de los cuentos, podemos recrear situaciones que ayuden a los niños a comprender emociones y sentimientos propios y ajenos y aprendan a vivirlas y expresarlas con naturalidad. Algunas de las emociones primarias que podemos trabajar con los niños son la alegría, tristeza, amor, miedos, poder, rabia, celos, vergüenza o el duelo por la pérdida de un ser querido.


A continuación se reflejan algunos cuentos para trabajar la tristeza, el miedo o el enfado

KLAUS, EL RATONCITO

“Qué me pone triste y cómo puedo volver a estar contento“


Había una vez un ratoncito que se llamaba Klaus. Vivía en una casa muy grande en medio de un bosque. Este ratoncito no se sentía demasiado bien porque pensaba que siempre estaba solo y no tenía amigos ni nadie con quien pudiera jugar. Se pasaba las horas correteando por su casa sin nadie con quien poder hablar y contar sus cosas. Lloraba con frecuencia, todos los días porque echaba de menos tener amigos. Pensaba muchas veces que quería tener amigos. ¡Ojala tuviera amigos! decía Klaus.

Klaus necesitaba ayuda y no sabía qué hacer para dejar de estar triste y volver a ser feliz.

Entonces, un día decidió que ya no podía seguir mas tiempo triste y se puso a pensar en una solución:

¡Pediré ayuda para tener amigos y dejar así de estar triste! Pensó Klaus.

Y entonces pidió ayuda a su mamá y le dijo que debería buscar amigos para dejar de estar triste. Entonces Klaus recordó a un pequeño ratoncito llamado Venus que fue su amigo de pequeño y le llamó. Le contó porqué estaba triste. Venus le dijo que volvería a ser su amigo, que tener amigos no era difícil, sólo había que cumplir algunas normas:

Jugar con los niños, Compartir mis cosas, Preguntarles qué cosas les gustan, Consolarles si están tristes, Ayudarles cuando lo necesiten, Tratarles bien: decirles cosas bonitas, caricias, besos, tocarles con cuidado, etc

Y Klaus puso en marcha todas estas normas y enseguida tuvo muchos amigos, por lo que se puso muy contento y muy feliz.



Análisis del texto: preguntas y soluciones
- Cómo se llama el ratoncito?

- Dónde vive el ratoncito Klaus?

- Dónde está la casa?

- Cómo se siente Klaus? – Triste –

- Por qué se siente triste Klaus?

-Está solo, sin amigos

- Estar solo es triste. Por qué?

- No puede jugar con nadie

- No puede hablar con nadie

- En qué piensa Klaus cuando está triste?

- Piensa que quiere tener amigos

- Qué hace Klaus cuando está triste?

- Llora -

- Oh, pero Klaus quiere estar contento. ¿Qué puede hacer?

- Pedir ayuda

- Contar por qué está triste a su mamá

- Buscar una solución: buscar amigos

- Cumplir unas normas para tener amigos






HU, EL FANTASMA

“Lo que me da miedo“

Había una vez un fantasma que se llamaba HU. Vivía en un castillo muy grande y oscuro. Este fantasma tenía un gran problema. Estaba ensayando un día su habilidad de traspasar las paredes, cuando de repente escuchó unos ruidos espantosos y extraños. ¡Qué susto se dio!

Su corazón latía tan rápido como un coche de carreras y sus manos temblaban. ¿Qué podría ser ese ruido espantoso? Pensó HU. “Estoy solito y nadie me puede ayudar” ¡Tengo miedo y no sé qué hacer!. HU quería ser valiente pero no sabía cómo hacerlo.

Entonces paró un momento a pensar y se dio cuenta que en la planta de arriba estaba su padre trabajando ¡genial, no estoy solo! Pensó HU. Entonces llamó a su padre y le contó que tenía miedo porque había escuchado un ruido espantoso y extraño. Entonces su padre le tranquilizó y juntos se pusieron a buscar la causa de ese ruido tan espantoso.

Bajaron al garaje los dos juntos y encontraron que allí se había caído una herramienta que su papá había colgado en la pared el día anterior y por eso había escuchado ese ruido tan grande. Cuando se dieron cuenta de que había sido la herramienta, HU y su papá se quedaron muy tranquilos y se pusieron a reír.


Análisis del texto: respuestas y soluciones

- ¿Cómo se llama el fantasma?

- ¿Dónde vive el fantasma HU?

- ¿Cómo se siente HU? – Tiene miedo

- ¿Por qué tiene miedo HU?

-Ha escuchado un ruido espantoso y extraño

- ¿Sabe HU qué ruido era?

- No, por eso tiene miedo.

- ¿Qué nota HU cuando tiene miedo?

- El corazón le late tan rápido como un coche de carreras

- Sus manos tiemblan.

- ¿En qué piensa HU cuando tiene miedo?

- Estoy solito y nadie puede ayudarme.

- Oh, pero HU no quiere tener miedo, quiere ser valiente. ¿Qué puede hacer?

- buscar ayuda y compañía

- y juntos descubren la causa del ruido.



¿Qué me da miedo? Monstruos, ruidos fuertes, animales, pesadillas, tormentas, etc.

¿Qué hacer cuando algo me da miedo?? Pedir ayuda: llamar a mamá y papá y acuden pronto.

Les cuento mis miedos y me ayudan.





PAKA LA VACA

Trabajamos el enfado.


Había una vez una vaca que vivía en los Alpes y se llamaba Paka. Le encantaba comer hierba verde. Uhm, ¡qué rica! Decía Paka. Le gustaba beber agua fresca de un arroyo. A veces también bebía del bebedero. Un día vio una casa. La puerta estaba abierta. Entró. De repente se cerró la puerta. ¡Ya no podía salir! ¿Te puedes imaginar lo aburrida que estaba Paka, sin ver a nadie y sin poder hacer nada? Paka echaba de menos a sus amigos, la pradera y el arroyo. Estaba hasta las narices: Esto significa que no podía más. Tenía que salir de la casa. Entonces abrió la ventana que estaba junto a la puerta. Por la ventana vio algo muy importante: ¡La llave estaba por fuera en la cerradura! Tenía que coger esa llave para poder salir. Se asomó a la ventana todo lo que pudo. Entonces una parte de su cuerpo ya estaba fuera, pero… Estaba demasiado gorda para el hueco de la ventana, y se quedó encajada ahí. No podía moverse ni para dentro ni para fuera. Se enfadó muchísimo: Notó mucho calor, respiraba muy deprisa, la cara se le puso roja y parecía que iba a explotar. Todas esas sensaciones por el enfado que tenía. No sabía que hacer pues estaba tan enfadada que no podía pensar en nada.



Análisis del texto: preguntas y soluciones
¿Cómo se llama la vaca? ¿Dónde vive Paka, la vaca? ¿Qué le gusta a Paka comer y beber? ¿Qué vio Paka un día? ¿Qué hizo Paka, cuando ve la casa y la puerta abierta? ¿Qué pasó después con la puerta? ¿Cómo se sintió Paka en la casa solita y encerrada? ¿Qué echaba de menos Paka? ¿Podía Paka estar más tiempo encerrada en la casa? Paka quería salir. Entonces abrió la ventana. ¿Qué vio Paka por la ventana? ¿Qué queria coger Paka? ¿Qué hizo Paka para intentar coger la llave? ¿Qué le pasó a Paka cuando intentó coger la llave por la ventana? ¿Cómo se sintió entonces Paka? ¿Qué notó Paka cuando estaba tan enfadada?


Cómo ayudar a Paka:

Para dejar de estar enfadado podemos:

-Respirar hondo

-Contar hasta 20

-Pensar en cosas bonitas

-Buscar una solución



Buscar una solución: pedir ayuda: “Ayuda por favor”
Tú la has escuchado y vas en su ayuda.

Le dice hola

La tranquilizas: no te preocupes, te voy a ayudar y todo va a salir bien

Giras la llave

Abres la puerta

Empujas a Paka por la cabeza hacia adentro

Paka está libre y puede salir

Y todos están muy contentos





BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA PARA TRABAJAR LA EMOCIONES EN LOS NIÑOS:



Para trabajar los celos:

“Ana no quiere crecer” Roser Rius- Editorial SM



El enfado:

“Cuando estoy enfadado” Trace Moroney. Editorial SM



Las rabietas:

“Mis rabietas. Aprendo a ser paciente”. Colección crezco y aprendo. Editorial El gato de hojalata. Segunda publicación Editorial Guadal.

“¡Vaya rabieta!” versión castellano. Mireille D'allance (Editorial Corimbo).



El Amor:

“Adivina cuánto te quiero” Sam McBratney y Anita Jeram. Editorial Kónikos.

“Siempre te querré, pequeñín” Debi Gliori. Editorial Timun Mas.



Identificación de sentimientos y emociones.

“¿Cómo te sientes?” por Anthony Browne (Editorial Kalandraka)

“Las emociones de Nacho” Liesbet Slegers (Editorial Edelvives).



Los Miedos:

“De otra manera” Mónica Gutierrez Serna y Ana Tortosa. Editorial Thule.

“Marcos ya no tiene miedo” Roser Rius. Editorial SM

“Pablo no quiere estar solo” Roser Rius, Editorial SM



Felicidad:

“Cuentos para educar niños felices” Begoña Ibarrola. Ediciones SM



Colección: Cuentos para sentir por Begoña Ibarrola (Editorial SM):

Esta es una colección de cuentos ilustrados que pretenden guiar al niño a través del mundo de las emociones y los sentimientos. Dieciocho cuentos para trabajar la alegría, la ansiedad, el miedo, el amor, la empatía, el enfado, la ilusión, la tristeza, el rechazo, los celos, la vergüenza, la confianza en uno mismo, la solidaridad, etc...

Los títulos son:


El unicornio azul: cuento sobre la ilusión

Yo soy el mayor: cuento sobre los celos

Peligro en el mar: cuento sobre la alegría

El Club de los Valientes: cuento sobre la valentía

La jirafa Timotea: un cuento sobre el rechazo

Un jarrón de la China: un cuento sobre el miedo

Crisol y su estrella: cuento sobre la confianza en uno mismo y la autoestima

Historia de una lata: cuento sobre la ilusión

Tú tienes la culpa de todo: cuento sobre la culpabilidad

¿Qué le pasa a Mugán?: un cuento sobre la tristeza

Un regalo sorprendente: cuento sobre la sorpresa

Simbo y el rey hablador: un cuento sobre la empatía

El puente de Paysandú: cuento sobre la amabilidad

Chusco, un perro callejero: un cuento sobre la solidaridad

El ladrón de estrellas: cuento sobre el amor

Pirindicuela: cuento sobre el orgullo

El ciempies bailarín: cuento sobre la gratitud

Aventuras de una gota de agua: cuento sobre la gratitud

El oso gruñón: cuento sobre el enfado

Correprisas y Tumbona: cuento sobre la ansiedad

La historia de Dracolino: un cuento sobre la vergüenza

La princesa valiente: un cuento sobre la valentía

Venga, Elisa, date prisa: cuento sobre el enfado



Cuentos para sentir. Todos somos diferentes:
Historias con las que el niño descubrirá la importancia de respetar a quien es diferente.
Títulos publicados:

• La tortuga Marian (Síndrome Down)

• El canguro Arturo (Obesidad)

• El grillo Benito (Sordera)

• Lola, la loba (Discapacitados físicos)

• Sofía la golondrina (Ceguera)

• Cirilo el cocodrilo (Color de la piel)

• Bambú El Koala (Autismo)




Espero que os resulte útil.



Cristina Molinero Pérez.
Departamento de Orientación
Colegio Santa Gema Galgani

Fuentes: Bibliografía señalada www.educa2.madrid.org Colección Santillana